Saturday, May 27, 2017

Rayadito no pudo completar la fiesta y perdió el partido y la punta

Por David Palacios

En víspera del día del patrón San Lorenzo y día de fundación de la ciudad, el equipo de San Lorenzo no pudo completar la alegría para el pueblo sanlorenzano ya que perdió ante Cerro Porteño de Franco por 1-0. Esta derrota le deja en segundo puesto y con un verdadero batallón de equipos detrás buscando también el ansiado ascenso a primera división de la APF.

TOTALMENTE DIFERENTE EN COMPARACIÓN DEL ENCUENTRO ANTERIOR. El equipo dirigido por Humberto Ovelar, fue diferente comparando con el encuentro de la fecha anterior donde se perdió de local. La primera y muy sensible baja fue la no aparición de Víctor López en el arco, quien durante el viaje sufrió una convulsión que lo dejó fuera del partido, en su reemplazo apareció Sergio Valinotti. La otra variante del Rayadito fue el regreso del suspendido Derlis Riveros, a la que se sumó la importante baja del capitán de equipo José Barreto quien fue remplazado por el experimentado Pedro Irala. A todas éstas variantes se suman la presencia desde el vamos de Juan Morínigo, Gerardo Arévalo y Darío Estigarribia.

LA ÚNICA LLEGADA Y EL ÚNICO GOL. El encuentro tuvo como árbitro principal a Edgar Barreto, que en varios pasajes del partido se mostraba desconcentrado y como un botón de muestra hubo una jugada que ni el ni todo el estadio supo que cobró. No obstante antes de los 5 minutos del primer tiempo San Lorenzo tuvo dos buenas jugadas que apeligró el arco contrario, hecho que hizo pensar a la gente que podía ser una buena tarde. Esta idea duró hasta los ocho minutos cuando el cerrista Elvis Marécos aprovecha un error del sanlorenzano Elvis Duré, y  remata al arco metiéndose en el ángulo derecho del arquero Valinotti decretándose el único gol en todo el partido en lo que incluso se podría decir que fue la única llegada de Cerro hasta el arco sanlorenzano.

Luego del gol tempranero del dueño de casa, fue un monologo rayadito que no pudo romper el arco del conjunto local, ya que siempre encontró la oposición del guardametas Faviano Heves, que dicho séa fue el principal responsable de la victoria de su equipo, pues se adueñó de todas las pelotas que los sanlorenzanos tiraron para tentar el empate.

Esta derrota duele porque a la hora de poner en la balanza encontramos que los jugadores del rayadito procuraron e intentaron llegar al gol con mucho ahinco e incluso el técnico Ovelar jugó a poner toda la “carne al asador” ya que su equipo terminó jugando con cinco delanteros.

Finalmente se puede decir que el resultado es totalmente mentiroso ya que el “gasto” lo hizo San Lorenzo, pero los tres puntos llevaron un equipo que prácticamente llegó sólo una vez al arco y luego optó por defenderse hasta el final.

CERROFRAN

Leave a Reply

Your email address will not be published.